Este ensayo no tiene como objeto explicar lo que ya es bien entendido por los economistas profesionales, estudiosos del comercio internacional. Está dirigido al lector en general, al político, al empresario y a las personas involucradas o interesadas en el derecho de propiedad y en el comercio. En él se explica el fundamento del intercambio -o sea, la ley económica conocida como “ley de los costos comparados”- y se penetra en otras cuestiones económicas importantes que tienen sutiles implicaciones a la política social, fiscal y económica, y que no son triviales.